• Gerardo Gómez

El protocolo NDC, una apuesta estratégica para las aerolíneas y agencias de viajes


En mi última columna escribí sobre el estándar NDC (New Distribution Capability, por sus siglas en inglés) y algunos de los beneficios concretos que tiene esta tecnología para la industria del turismo. Ahora me gustaría profundizar un poco en la historia del NDC, cómo se compara con otros sistemas de distribución tradicionales y cómo es que su adopción por parte de las aerolíneas está transformando la forma en la que se venden y compran productos de viaje.

 

Como lo mencioné en mi columna anterior, la base del protocolo de comunicación NDC es el formato XML (Extensible Markup Language) para el envío y procesamiento de información a través de Internet. Este protocolo de comunicación fue desarrollado por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) para sustituir el protocolo EDIFACT (Electronic Data Interchange for Administration, Commerce and Transport). Este último fue desarrollado en la década de 1980 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y aprobado y publicado por la Comisión Económica para Europa.


El protocolo EDIFACT ha sido utilizado principalmente por los Sistemas de Distribución Global (GDS, por sus siglas en inglés), los cuales han sido los principales agregadores de servicios de viaje que ofrecen proveedores de todo el mundo y agencias de viajes. Sin embargo, una de las principales desventajas del protocolo EDIFACT es que utiliza un formato con reglas de sintaxis rígidas y por lo tanto es difícil de actualizar. En cambio, el formato XML es flexible, permite transmitir contenido enriquecido y es fácilmente actualizable. Mayor flexibilidad en el intercambio de datos se traduce en una mayor variedad de productos y servicios y mayor personalización de las ofertas para el usuario final.


La personalización es un factor clave en la implementación del protocolo NDC, pues con este nuevo modelo las aerolíneas tienen mejor visibilidad de las necesidades de los viajeros y pueden ofrecer paquetes personalizados junto con sus boletos de avión. Servicios como tipo equipaje, comida a bordo, selección de asientos y otros ancillaries pueden integrarse con facilidad a través del protocolo NDC. Otra de las bondades de este protocolo es que se pueden personalizar las tarifas en un esquema dinámico y en tiempo real según factores como oferta, demanda, fechas y más. Una oferta personalizada significa para las aerolíneas un uso más eficiente de los recursos y al final esto se traduce en una reducción de costos y una mejor tarifa y satisfacción para los viajeros.


En resumen, el protocolo NDC ofrece una extensión de lo que ahora es posible con los GDS. ¿Quiénes pueden comprar a través de NDC? Pueden ser GDS y agencias de viajes por igual. La diferencia con el uso del protocolo EDIFACT es que los datos se transmiten de una manera más eficiente y sin tantos intermediarios.


Cada vez son más las aerolíneas que están adoptando el protocolo NDC y que suman nuevos productos y servicios a los ya existentes a través de los GDS. Otro aspecto a considerar en la utilización de los GDS es el Cargo por Costo de Distribución (DCC, por sus siglas inglés). A partir del 1 de septiembre de este año, el DCC será variable según la compañía de GDS utilizada, mientras que con el protocolo NDC no existe un cargo por distribución.


Otra ventaja de que las aerolíneas adopten el protocolo NDC es que éste les permite mayor autonomía en la oferta de sus productos y en el manejo de tarifas. Las aerolíneas que no utilizan el NDC publican sus tarifas a través de la Compañía de Publicación de Tarifas Aéreas (ATPCO, por sus siglas en inglés), la cual es una compañía privada que ofrece sus servicios a más de 500 aerolíneas. ¿Por qué no seguir utilizando ATPCO? Porque una vez que las aerolíneas publican sus tarifas a través de un tercero, pierden el control de las mismas, descartando automáticamente la posibilidad de las tarifas dinámicas.


En definitiva, el protocolo NDC tiene ventajas que se suman a las ofrecidas por los actuales canales de distribución. Quizá el único obstáculo para NDC por el momento sea la falta de adopción por parte de algunas aerolíneas, pero como sucede con todas las nuevas tecnologías, la adopción es un proceso que requiere tiempo. La clave en esta migración está en aprovechar las ventanas de oportunidad tanto para distribuidores como usuarios.


En Marplay nos apasiona ver el avance de esta tecnología y por eso decidimos adoptarla cuanto antes para ofrecer todas sus ventajas a nuestros colaboradores. Diseñamos la plataforma OBTec como una poderosa herramienta para conectar directamente con las aerolíneas a través de NDC y al mismo tiempo tener las mejores ofertas y convenios con los GDS. Así ponemos a disposición de agencias de viajes y clientes corporativos los mejores productos y servicios aéreos al mejor precio y con lo último en tecnología.

47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo